<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d4146948\x26blogName\x3dPorquer%C3%ADa\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://fadanelli.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_MX\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://fadanelli.blogspot.com/\x26vt\x3d-5998034878936434930', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Porquería

un blog de Guillermo Fadanelli

Nadie tiene la obligación de interesarse en un libro

Cuando se es autodidacta o se lee por placer los libros más interesantes suelen presentársele a uno de manera sorpresiva y casi siempre a través de un malentendido. Esto sin contar la brevedad de la vida que apenas si nos es suficiente para encontrarnos con un par de buenas novelas. Nadie tiene la obligación de interesarse en un libro, por bueno que sea, escribe Santiago Gamboa en su novela El síndrome de Ulises. ¿Cómo provocar la atención de un lector que no encuentra razones de peso para detenerse en nuestros relatos? Nada es la respuesta romántica a esta desesperada pregunta, nada sino dedicarse a escribir mientras se espera que el viento empuje...
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

1:14 p. m.

por causalidades dde la vida he caido en tu blog, se que eres un escritor y lo se por que una amiga me recomendo uno de tus libros y buscando por la red encontre tu espacio...
me han gustado las letras que encontre, en fin, te dejo un beso tronado en la mejilla
Carmilla    



6:50 p. m.

Muy dificil pregunta. Cuando dos intenciones (la del autor y la del lector) no concuerdan, quizá es porque ni el autor a encontrado su cómplice adecuado, ni el lector su autor.
Yo creo que siempre existe alguien que se detiene en los relatos de un escritor (o de varios), si este es buen escritor.

Muchos saludos.    



7:42 p. m.

Hola Guillermo. Saludos del catador de chicles desde Chile, donde leo tu columna en La Nación Domingo, aunque ya tenía el placer de leer algunos de tus cuentos, como ese del tipo que se da cabezazos contra las murallas (¿qué marihuana fumas Guilermo?; pasa el dato). O tu novela Clarissa... que me dejó prendando de la lectura de principio a fin. También le pedí a Roberto Careaga que te entrevistara en su momento para el diario El Mostrador.cl, donde trabajo.

Siguiendo la línea de la última entrada de tu blog, y porque también escribo (pégate una vuelta por Goma de Mascar o Jirafales), creo que no hay otra opción que escribir lo que a uno le gusta. Creo que es la única manera de quitarle sin remordimientos algunos segundos de vida a un ser humano.

Te sigo leyendo.

http://gomademascar.blogspot.com
http://tresjirafales.blogspot.com    



8:36 p. m.

Que tal Guillermo, si, nadie tiene por que hacerlo, la bronca es cuando uno se mete en un embrollo peor que el de escribir, eso lo hace cualquiera, la bronca es querer ser leído. Hace tiempo que un amigo me invitó a escribir a sui revista le bromee ? ¿y como hacer para que se la lleven? ¿Le ponemos un billete de veinte? Lo que me llevó a la siguiente y lapidaria conclusión ¿y de que denominación tendrá que ser para que la lean?

Un saludo, extrañaba al de la literatura sucia    



8:37 p. m.

Que tal Guillermo, si, nadie tiene por que hacerlo, la bronca es cuando uno se mete en un embrollo peor que el de escribir, eso lo hace cualquiera, la bronca es querer ser leído. Hace tiempo que un amigo me invitó a escribir a sui revista le bromee ? ¿y como hacer para que se la lleven? ¿Le ponemos un billete de veinte? Lo que me llevó a la siguiente y lapidaria conclusión ¿ y de que denominación tendrá que ser para que la lean?

Un saludo, extrañaba al de la literatura sucia    



7:43 p. m.

chale!!! que porqueria de textos

deberias escribir mas sobre el sida guillermo !!!!

asegurate de que en el norte del pais se puedan encontrar tus obras..

sale, al rato!!!    



3:13 p. m.

Roque Covarrubias

Saludos maestro fadas,en el horizonte lejano algunos ojos fijaran la mirada en las lineas.

hay que esperar el gran viento para que puedan voltear.

Un abrazo.    



10:47 p. m.

debido a un comentario de un compadre en la sala de un chat, me vine a fantasear entre tus lineas, encontrando lo facil que haces el dificil arte de escribir, y muy cierto eso de que cuando escribes como buscar alguien que te lea, o bueno la idea es esa, jejeje, ya pasando a lo serio, a mi me gusta tanto la lectura como la escritura, pero creo firmemente que la tarea del escritor, es desahogar su alma, y compartirla al viento, el viento en su aventura encontrara de maneras extrañas su cometido, que es a final de cuentas compartir vivencias, sentimientos, fantasias, y en este caso el viento te trajo a mi, , y el sera el encargado de devolverte el comentario, seguire leyendo tu obra, que me ha poarecido bastante interesante
un saludo    



7:12 p. m.

los "pinches" escritos de fadanelli son una porquería comoél muy bien lo dice,,,oh no mi querido bukowski????

Hugo Pérez    



3:25 p. m.

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.    



» Publicar un comentario